Todas somos putas baratas

Publicado en Publicoscopia

He retraso escribir estas líneas a propósito. Quería ver las reacciones y sobre todo ver cuánto tiempo duraban en la primera línea de noticias. Después del revuelo por un tuit antiguo del concejal madrileño Guillermo Zapata, es fácil suponer que cualquier manifestación que atente contra la dignidad de las personas va a ser cuánto mínimo reprendido y llevado a los tribunales. Pero… ¡sorpresa! En el caso de ciertos dirigentes, pese a que sus comentarios no son citas, son actuales y afectan a personas que se han sentido heridas, no ocurre nada. Hablo del alcalde de Villares del Saz, José Luis Valladolid, llamando en Facebook a una de sus rivales políticas – la portavoz del PSOE en Castilla-La Mancha, Cristina Maestre- ‘puta barata podemita’.

1fc785dd32cc78a9903f1c31c19fa85f_L

Manifestación contra la violencia machista

Dejando de lado lo de ‘podemita’ –término muy de moda en la derecha para referirse de forma despectiva, no sólo a miembros de Podemos, si no a cualquiera que pueda coincidir en alguna medida con ellos-, el insulto es muy concreto y específico: ‘puta barata’. Se trata de un insulto que no se puede usar con cualquier rival, requiere que sea mujer. Se trata de atacar de forma directa a la libertad sexual de esa mujer y que, por obra y gracia del sistema patriarcal, no tiene un símil semejante para arremeter con las prácticas sexuales que quiera llevar a delante un hombre.

Sigue leyendo

Publicado en Derechos Humanos, Género, Igualdad, Política | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Orentino y la soledad

Artículo de Christian Sellés

Suenan las campanas… Tocan a muerto, como tantas otras veces en la aldea pero hoy se escuchan más cercanas. Antes de las campanas sonó el móvil, “Orentino acaba de morir”, ya no podré mirar con él e intentar explicarle cómo funciona la cámara de vídeo que acababa de comprar…

No sé si será el primer recuerdo que tengo de él, pero sí el que quiero mantener de partida: su música los domingos por la mañana. Coplas, pasodobles, jotas, Manolo Escobar, El Fary, Diana Navarro… Alta, muy alta, poniendo banda sonora a la aldea y compitiendo con el repicar de la misa de la iglesia. A algunos les hacía gracia, a otros les molestaba y a mí, viviendo a su lado, me alegraba por poco que hubiera dormido porque a él le daba vida, y la vida a alguien no se le niega nunca.

IMG_20150721_183743Orentino tenía 89 años, era un secreto que tenía cuando le preguntaban la edad que tuvo que confesarme al venir a mi casa un día para que le revisara la factura del teléfono. Para cambiar su contrato, haciéndome pasar por su sobrino, necesité su DNI y ahí estaba como fecha de nacimiento el 25 de diciembre de 1925, ” aínda que nacín antes, o meu pai tardou uns días en rexistrarme “. Nunca le guardé el secreto y siempre presumí de lo bien que estaba a sus años.

Vivíamos pegados, su casa se encuentra en un espacio extraño entre dos fincas, queda encajonada y no tiene terreno, algo cuanto menos peculiar en una aldea gallega. Nos acostumbramos a saludarnos por cortesía, como buenos vecinos en el ascensor, con la mano, con un leve movimiento de cabeza, con un “ata logo”. Siempre con su bigote perfectamente definido, recortado y peinado, el que le confesé un día que me daba envidia cuando me dejé barba porque a mí no se me daba tan bien y él sonreía orgulloso. “Ti es o de Madrid?”, porque aquí soy el madrileño, por mucho tiempo que pase o lleve… Y ahí empezó todo.

Sigue leyendo

Publicado en Derechos Humanos, Otros, Solidaridad | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

El falso paraíso de la estación de Atocha

Artículo publicado en El Caballo de Nietzsche, blog animalista de ElDiario.es

– Mira las tortugas. Están ahí tan a gusto, tomando el sol.

– Pero, ¿no son muchas, abuela?

– La gente las dejan aquí para que no estén solas y tengan amiguitas…

Tortugas-Atocha-Foto-Daniel-Garcia_EDIIMA20150717_0681_5Se trata de una conversación real, escuchada en la estación de tren de Atocha en Madrid. Un diálogo que se lleva a cabo en el invernadero, delante de un estanque que en 1992, cuando se creó, solo estaba diseñado para albergar vegetación. A este jardín tropical se acercan viajeros en tránsito y vecinos para ver sus palmeras, sus plantas exóticas y un reclamo que  Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) no esperaba. En algún momento, alguien pensó que el estanque sería un buen lugar para dejar una tortuga. Seguramente comprada en una tienda y que cuando se hizo grande ya no quisieron tener en casa. Así, a base de abandonos y de reproducción entre ellas, llegamos al día de hoy, donde 300 tortugas se apretujan en las superficies fuera del agua, a la vista de miles de pasajeros ajenos al drama que representan.

“La gente piensa que es un paraíso para ellas y es el infierno ”, explican Yoli y Antonio, quienes han creado la comunidad ‘Atocha se muere’   en Facebook en Twitter para interesarse por el bienestar de las tortugas. Denuncian su estado de salud, que muchas de ellas tienen infecciones, neumonías, anemias, y que incluso se atacan las unas a las otras. “Esas enfermedades y problemas son ocasionados por vivir hacinadas en ese estanque y seguirán existiendo mientras no mejoren las condiciones. Los casos de canibalismo entre ellas son muy típicos, provocados por el estrés de ser tantas más el hambre que llegan a pasar”, explica Yoli en referencia a la diversidad de tamaños, la competencia por la comida y la incorrecta dosificación al no conocer con exactitud los individuos que hay. Fuentes de Adif consultadas por El caballo de Nietzsche aseguran que se les proporciona pienso de forma diaria y control veterinario semanal, pero que es difícil actuar contra el hacinamiento porque las dimensiones del estanque “son las que son”.

Sigue leyendo

Publicado en Igualdad animal | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

El activista inteligente

Publicado en El Caballo de Nietzsche, el blog animalista de ElDiario.es

“Un activista eficaz de verdad es, en el fondo, un psicólogo”. Con esta premisa arranca Cambio en el corazón, el libro que  Nick Cooney escribió para ayudar a otras personas que como él buscaban un cambio social. Llega a España publicado en la colección LiberÁnima, un trabajo conjunto entre  Plaza y Valdés Editores eIgualdad Animal, para quien van destinados los beneficios de su venta. Se trata de mejorar los recursos invertidos en sensibilización, impacto y el logro de metas concretas con ayuda de las técnicas de psicología que están al alcance de cualquier organización. “A veces es mejor invertir 3.000 euros en hacer un estudio que continuar con una campaña a ciegas”, explica Javier Moreno, cofundador de Igualdad Animal y autor del prólogo de la edición española de Cambio en el corazón.

igualdad animalHerramientas como la técnica ‘del pie en la puerta’ vale para cualquier organización, ya sea grande o pequeña, de ecologismo, derechos animales o laborales. Cooney explica con ejemplos reales cómo cuando se pide algo a una audiencia general es muy posible que rechace nuestra propuesta en un porcentaje muy alto. En cambio, al ir a pedirle algo un poco más asequible para ellos, acaban aceptándolo e incluso respondiendo de una manera gradual más positiva a la petición ambiciosa del principio si se la volvemos a hacer. Esto pasó cuando una ONG se seguridad vial pidió a un vecindario colocar carteles en sus puertas con el eslogan ‘Conduzca con cuidado’. Al ver las dimensiones del cartel muchos se negaron. Cuando les propusieron cambiar los carteles por unas pegatinas de 10 cm prácticamente todos aceptaron. Lo curioso es que cuando volvieron a pedirles situar los carteles en las puertas de sus casa el sí pasó de un 17% de la primera vez a un 76%. Las pegatinas fueron ‘su pie en la puerta’.

Sigue leyendo

Publicado en Igualdad animal, Otros, Política, Solidaridad | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

¿Para cuándo un zoológico ético?

Publicado en Publicoscopia

México será el primer país en poner en marcha la propuesta Zoo XXI, un nuevo modelo educativo, científico y libre de sufrimiento animal. Se espera que Barcelona sea la siguiente.

En ese sitio maldito donde habita la tristeza” reza el título de un libro donde comenta y compara las situaciones de privación de la libertad, el castigo y el aislamiento que humanos y animales pueden llegar a sufrir. Cárceles las llamamos en un caso, y zoológicos, acuarios o safaris en otro. Si los primeros lugares ya están en entre dicho por incumplir en muchos casos su principal objetivo -la reinserción de los individuos-, los segundo están aún más en entredicho. Mientras en uno el humano está dentro por cometer un delito, en el segundo es la mala suerte su única sentencia. Estar en un mal sitio, pertenecer a una especie desafortunada o por el capricho de una persona.

Situaciones como la del oso polar Arturo en el zoológico de Mendoza (Argentina) abrió los ojos de muchas personas sobre el estado en el que vivían estos animales. Arturo en concreto, estaba muriendo debido a estar en un situación para la cual no estaba preparado su organismo. ¿Un oso polar a 40 grados? ¿Qué tipo de mente puede creer que esta situación tiene beneficios educativos o divulgativos para los niños? Esa es una de las claves de los defensores de los zoológicos y acuarios: facilitar a los más pequeños que vean animales salvajes. ¿Pero realmente alguien cree que el comportamiento de una orca en una piscina minúscula es la misma que tendría en el océano? Es lo que ocurrió en el caso de Tilikum, una orca que fue capturada, encerrada y hostigada lo que hizo que se volviera extremadamente agresivo y se viera involucrada en la muerte de tres personas en 2010. El documental “Black Fish” cuenta el caso y reflexiona sobre las consecuencias del cautiverio en los grandes seres marinos.

Sigue leyendo

Publicado en Igualdad animal, Medio Ambiente, Política | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario